LA POLÍTICA Y EL CAMBIO

0 comment

Oiga perrito, eso del cambio es un cuento muy extraño. ¿Sabe de qué me di cuenta en estos días? De que hay mucha gente que habla de la necesidad cambio, pero no le gusta el cambio. Y eso en política sí que es el pan de cada día: todos hablan de cambio, pero muchos no quieren que las cosas cambien.
Perrito, ¿usted sabe quiénes son esos que en política hablan de cambio no quieren que las cosas cambien? Yo creo que son los empresarios que entran al mundo de la política y los políticos que son financiados por los empresarios para que las cosas no cambien. Porque es que al final ¿quién se beneficia de que las cosas no cambien?
Y pille mi perro que si la política no cambia, no cambian las reglas de la economía. Si la política no cambia es porque la economía la tiene como atrapada, como secuestrada.
Y en ese secuestro se pierde eso que se llama el “bien común” y termina siendo más bien “interés privado”, o sea: ¡sálvese quien pueda y como pueda, mi pez! Yo no sé, perrito, pero lo que soy yo no quiero salvarme solo. ¡Nanai! Que más bien nos toque un poquito a todos. ¡Todo para todos!, dice por ahí alguna gente.
Ahí se la dejo, mi perrito, mi perrita, mi perrite, pa’ que por lo menos lo piense.

LA POLÍTICA Y EL CAMBIO

You may also like

Leave a Comment